Portada del sitio > Noticias > Homenaje a las mujeres reublicanas. Acto aorganizado por IU Valladolid (17 (...)

Homenaje a las mujeres reublicanas. Acto aorganizado por IU Valladolid (17 de marzo de 2017) . Intervención de Carmen García Colmenares en representación de la CEG.

Autor/a: admin

TEXTO DE Carmen García Colmenares (Cátedra de Estudios de Género de la UVa)
Acto de IU Valladolid del 18 de abril de 2017 en Homenaje a las Mujeres Republicanas

Ser republicana, feminista y universitaria en el primer tercio del siglo XX: un largo camino hacia la emancipación.
La lucha por el derecho a la educación de las mujeres marcará el comienzo del asociacionismo feminista en el Estado Español a finales del siglo XIX. Esta lucha conseguirá, al menos de manera formal, el acceso a los estudios universitarios sin un permiso especial a partir de 1910. Posteriormente irán surgiendo espacios propios de sociabilidad femenina como la Juventud Universitaria Feminista (JUF) dirigida por Elisa Soriano, doctora en medicina, que intentaba agrupar a las escasas estudiantes repartidas en universidades de Madrid , Barcelona, Granada, Salamanca, y Valladolid. En esta última ciudad será promotora la licenciada en medicina Gloria Alvarado. El 7de abril de 1920 se constituye la JUF con el objetivo de

«[…]» la defensa de los intereses morales, intelectuales, y materiales de la mujer procurando impulsar todos los elementos útiles de la acción que estén a su disposición para obtener los mismos puestos que los hombres cuando por su inteligencia lo merezcan”

La Vicepresidenta será María de Maeztu, directora de la Residencia de Señorita desde 1915, y que conectará a la JUF con la International Federación of University Women . La JUF se verá apoyada por otras asociaciones de diferentes tendencias como la Asociación General Femenina dirigida por Ana Carvia y por la maestra vallisoletana Belén Sárraga, la Asociación Nacional de Mujeres Españolas, la Unión de Mujeres Españolas de María Lejárraga y Acción Femenina de Carmen Karr de Barcelona, entre otras. Contará con estudiantes como las futuras abogadas Victoria Kent, Matilde Huici y Clara Campoamor.
En 1929 será presidida por Clara Campoamor que en una campaña a “la americana” pegando carteles, ofrecían ayuda gratuita de carácter jurídico, médico y social a todas las mujeres que lo necesitasen; pero al no pagar al ayuntamiento de Madrid el impuesto de una peseta por cada cartel, algunas de las jóvenes universitarias fueron detenidas por la policía. Matilde Cantos, haciéndose eco del conflicto en un entrevista a Clara Campoamor para el periódico El Imparcial exclamaba:

«¡Manes de mistress Pankurst y los tiempos heroicos del feminismo […] lo que serán estos encuentros con la fuerza pública dentro de unos años cuando entre las jóvenes universitarias haya cundido la hoy naciente afición del basket- ball ¡»

La AUF formará parte de la Liga Femenina Española por la Paz y la Libertad, evidenciando no solo el carácter sufragista y feminista, sino también el pacifista.
Otro espacio de sociabilidad femenina para universitarias será la Residencia de Señoritas dirigida por María de Maeztu, donde destacarán un importante grupo de jóvenes universitarias de Castilla y León, muchas de ellas represaliadas y exiliadas, todas olvidadas. Me estoy refiriendo a las hermanas Justa y Arsenia Arroyo, estudiantes palentinas de Química, exiladas en EE.UU; María Luisa González Rodríguez, filóloga, nacida en Medina de Pomar y que termina exiliada en… China, organizando radio Pekín para España y América Latina; María Luisa García Dorado de Salamanca, filóloga, becada a EE.UU, represaliada; Teresa Andrés de Valladolid, experta en biblioteconomía, exiliada en Francia. Y tantas otras…
Para terminar voy a recuperar la voz de Rosario de Acuña cuando señalaba en Las Dominicales del Libre Pensamiento de 1886:

« Feliz si allá en los siglos que vendrán, las mujeres, elevadas “a compañeras de los hombres racionalistas”, se acuerdan de las que, [...] en medio de una sociedad que las considera como mercancía o botín, defendieron con la altivez del filósofo, la abnegación del mártir, y la voluntad del héroe sus derechos de «mitad humana» dispuestas a morir antes que renunciar a la libertad!
¡Salud y consecuencia!»