Facultad de Filosofía y Letras

Universidad de Valladolid
2018
9 Octubre
19h30
AULA MERGELINA. EDIFICIO HISTÓRICO DE LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID

EUGENIO

Ficha Técnica

España (2018). 93 minutos. VO en castellano.

Dirección: Jordi Rovira y Xavier Baig

Guion y documentación: Òscar Moreno y Jordi Rovira

Producción: Xavier Baig y Òscar Moreno

Coproducción: TV3 y TVE

Producción ejecutiva TVE: Andrés Luque

Producción ejecutiva TV3: Jordi Ambròs

Fotografía: Xavier Baig

Sonido: Òscar Moreno

Edición: Xavier Baig

Grafismo: Xavier Dávila

Los Directores

Jordi Rovira es director y guionista. Periodista freelance desde 1998, y licenciado en Ciencias de la Información (UAB), Ciencias Políticas y Sociología (UAB) y Geografía e Historia (UNED). Ha realizado reportajes de carácter social en una treintena de países como Kosovo, Iraq, Sierra Leona o Irlanda del Norte, publicados en muchos diarios españoles. Desde 2005 combina este trabajo con la dirección de Capçalera, la revista del Col·legi de Periodistes de Catalunya. En 2015, junto con Òscar Moreno, codirigió el documental Joana Biarnés, una entre todos.

Xavier Baig es director de fotografía y productor. En 2007 funda, junto con Òscar Moreno, la productora Rec Videoproduccions, S.C.P., desde la que producen y realizan documentales propios y por encargo para cadenas como TVE, TV3, Antena 3 y Discovery Channel, y entre los cuales destaca el documental Joana Biarnés, una entre todos.

 

SINOPSIS

El documental retrata la vida del mítico humorista catalán que llenaba escenarios con su particular sentido del humor. Un éxito profesional que escondía lo que pasaba lejos de los focos, en la intimidad.

 

“¡No harás nada en esta vida!”, le decía a menudo su padre. Eugeni Jofra, conocido posteriormente como “Eugenio” creció en un ambiente muy alejado del mundo del espectáculo. Su vida sufrió un giro de 180º cuando conoció a la mujer que sería su primera esposa, Conchita Alcaide, quién realmente lo convirtió en artista. Formaron un grupo llamado “Els dos”, ella cantaba y el tocaba la guitarra. Después de actuar para distintos locales e, incluso, estar a punto de actuar en Eurovisión, Eugenio hizo el salto a los escenarios como cómico, contando los chistes que antes introducía entre canción y canción.

 

A partir de entonces, Eugenio llenaba los escenarios con su presencia y su particular sentido del humor. Siempre impasible, vestido de negro, escondido detrás de unas grandes gafas oscuras y el humo de un cigarro eterno. Sin duda, ha dejado una huella muy importante a varias generaciones que todavía hoy se ríen y cuentan sus chistes. A partir de los 80, ya hasta mediados de los 90, estuvo presente en todos los hogares del país gracias, sobre todo, a la televisión. Además, hizo giras por toda España y parte de Latinoamérica. Pero el éxito profesional escondía lo que pasaba lejos de los focos, en la intimidad. Después de un suceso que sacudiría su vida se apoderó de él una tristeza profunda que lo sumió en un pozo de oscuridad, del que nunca fue capaz de salir.

 

Eugenio es el retrato de la cara, más desconocida del gran humorista. Su vida fue un tsunami de sensaciones, responsabilidades y emociones que no supo gestionar. A pesar de eso, subía al escenario y cumplía como el buen cómico que era. Ha dejado una huella imborrable a varias generaciones que todavía hoy siguen riéndose de sus chistes, a pesar de saberse el final. Y es que todos sabemos de quien hablamos cuando la frase empieza con “¿El saben aquél que diu…?”.