Facultad de Filosofía y Letras

Universidad de Valladolid
2018
17 Abril
19h30
AULA MERGELINA. EDIFICIO HISTÓRICO DE LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID

LAS MUJERES DE AMANECER DORADO

Dirección: Håvard Bustnes

 

FICHA TÉCNICA
Noruega, Finlandia, Dinamarca (2017). 95 minutos. VO en inglés y griego subtitulada en castellano. Producción: Christian Falch, Håvard Bustnes Coproducción: Faction Film, House of Real y Napafilms Producción ejecutiva: Nick Broomfield Fotografía: Lars Skree, Viggo Knudsen Edición: Anders Teigen Sonido: Håkon Lammetun Música: Jonas Colstrup
PREMIOS Y FESTIVALES
IDFA – Países Bajos, 2017.
Tromsø International Film Festival – Noruega, 2018.
Göteborg International Film Festival – Suecia, 2018.

 

Håvard Bustnes es director y productor, licenciado en Dirección para Televisión por la Escuela de Cine y TV de Lillehammer, Noruega. Sus primeras películas fueron Two Raging Granni, Health Factory y Big John, con la que ganó el prestigioso premio a Mejor Documental en los Amanda Awards de Noruega. Su nueva película Golden Dawn Girls (Las chicas de Amanecer Dorado) se estrenó en el festival IDFA en noviembre de 2017.

 

Håvard Bustnes ha conseguido un acceso único y sin precedentes dentro del partido ultranacionalista griego Amanecer Dorado. En septiembre de 2013, cuando los principales líderes del partido son condenados a prisión preventiva, Bustnes ve como se le abre una puerta a la impenetrable formación a través de las mujeres -una esposa, una hija y una madre- que toman las riendas de la campaña. Un testimonio imprescindible sobre quiénes son y cómo se presentan los representantes de uno de los partidos políticos de ultraderecha con más representación parlamentaria de Europa.
“¿Qué ha paso en Grecia?”, se pregunta en voz alta el cineasta Håvard Bustnes en el inicio de este inquietante documental. En los últimos años, la imagen de un país con playa soleadas y gente amistosa ha sido ensombrecida por ideologías políticas cercanas al nazismo que se encarnan en el partido Amanecer Dorado, la tercera fuerza política de Grecia, votada por un 7% del electorado y con 17 escaños en el Parlamento actualmente.
Después del asesinato del rapero Pavlos Fyssas en septiembre de 2013 a manos de simpatizantes de Amanecer Dorado, que en aquellos momentos ya tenía 18 escaños al Parlamento, la cúpula directiva del grupo extremista es encarcelada por su presunta vinculación con el crimen. En este momento la hija de líder, Ourania Michaloliakos, toma las riendas de la formación juntamente con la esposa y la madre de dos diputados del partido encarcelados. Teoricamente estas mujeres son la cara amable de Amanecer Dorado pero sus discursos siguen siendo inflexibles y se esfuerzan para evitar grietas en el discurso oficial. Se aseguran de que las entrevistas que les hacen quedan tal y como quieren, pero el material resultante no deja ninguna duda sobre el lado depravado de este partido político y muestra el abismo, cada vez más claro, entre la realidad y la imagen que pretenden dar.
Creado en los años 80 por el actual líder Nikolaos Michaloliakos como una revista neonazi que se repartía en las salidas de los colegios y que leían algunos skinheads de extrema derecha, Amanecer Dorado es desde 1993 un partido político que se define como nacionalista y popular. Rechazan ser etiquetados como a neonazis, aunque mantienen un discurso xenófobo y han protagonizado lamentables incidentes contra distintos colectivos. Dicen querer preservar una raza helénica y recuperar territorios que, según ellos, les pertenecen -como Tracia o Chipre-para crear la Gran Grecia. Incluso han organizado un banco de alimentos y un banco de sangre gratuito solo para los que acreditan ser griegos. Un discurso que rehúye el eje derecha-izquierda y que ha conseguido seducir el voto de los jóvenes: según la Kappa Research la mayoría de los votantes de Amanecer Dorado tienen entre 18 y 29 años.
Las chicas de Amanecer Dorado es un testimonio privilegiado y aterrador del funcionamiento interno de uno de los partidos de extrema derecha más importantes de Europa, una vez sus líderes han sido encarcelados. Las mujeres, que ahora toman el relieve de la formación, están decididas a convertirse en parte importante del futuro de Grecia. Todo ello es el síntoma de un problema más grande: la crisis económica y la crisis migratoria han abonado el terreno para que el fascismo y la xenofobia vuelva a aflorar en Europa. ¿Tiene un límite el fascismo en Grecia? ¿Se convertirá en el precedente de otros países europeos?