Facultad de Filosofía y Letras

Universidad de Valladolid
Vestíbulo primera planta

EXILIO Y SOLIDARIDAD. SEGUNDA QUINCENA DE SEPTIEMBRE

 

Esta exposición que durante la segunda quincena de septiembre se presenta en la Facultad de Filosofía y Letras, es fruto de la colaboración entre la Fundación Ateneo Cultural “Jesús Pereda” y la Fundación Víctor Jara en Santiago de Chile. Esta última ha compartido su patrimonio cultural, permitiendo la reproducción de parte de la impresionante muestra de afiches que tienen en su sede.

 

La exposición original es fruto de una investigación y recopilación de afiches de manifestaciones culturales de solidaridad con Chile en el periodo comprendido entre 1973 y 1990, durante la dictadura militar.

 

Antes del golpe de Estado por fuerzas militares lideradas por Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973, Chile había despertado un interés político e intelectual por su experiencia democrática con Salvador Allende al frente. La nacionalización de los yacimientos de cobre y la oposición a las compañías multinacionales ganó adhesiones a nivel internacional, que se solidarizaron con los sindicatos y trabajadores.

 

Víctor Jara fue un artista comprometido con estos procesos sociales y culturales por lo que, tras su asesinato a manos de los golpistas, se convirtió en símbolo de las manifestaciones de protesta ante el horror de la dictadura.

 

Los chilenos y chilenas en el exilio crearon cientos de actos Solidaridad con Chile que fueron un motor de lucha contra la dictadura desde el exterior. El mundo de la cultura también formó parte fundamental en esta gran ola de solidaridad internacional. La tortura y asesinato de Víctor Jara, la prisión de muchos artistas e intelectuales o la condena al destierro de grupos como Inti-Illimani y Quilapayún, fueron condenador por importantes sectores de la comunidad artística internacional. En España los músicos de la Nueva Canción Chilena dieron voz a la resistencia democrática en los últimos años de la dictadura de Franco

 

Esta labor de sensibilización y denuncia de lo que sucedía al pueblo chileno fue un proceso político social y cultural persistente en el tiempo. Los afiches se presentan como testimonio artístico de estas iniciativas como una llamada de atención del mundo hacia Chile.

 

El afiche como expresión plástica, utiliza un lenguaje propio que da cuenta de los sucesos sociales y políticos, así como de los movimientos estéticos del momento. Esta exposición, además de ser un acercamiento a la memoria histórica de Chile, es una contribución al estudio del diseño y la gráfica como herramientas de la construcción de conceptos y estéticas diversas, y una rememoración de parte del ambiente musical español de los años 70.