Vertere (Número 5 – Año 2003)

ISBN: 84-95099-70-5 – Nº 5/2003
EDITA: Excma. Diputación Provincial de Soria

MIGUEL IBÁÑEZ RODRÍGUEZ

Los versos de la Muerte de Hélinand de Froidmont. La traducción de textos literarios medievales franceses al español.

El libro se ocupa de la traducción de textos literarios medievales franceses al español. La primera parte contiene la traducción de Les Vers de la Mort de Hélinand de Froidmont,hasta ahora inédita en español. Va acompañada de un estudio preliminar y de numerosas notas. Se trata de una Traducción filológica.

Los versos de la muerte es una obra que relata la experiencia de su propio autor que ha dejado la vida mundana para ingresar en la abadía de Froidmont como monje cisterciense. Lo hace movido por el temor a la muerte a la que canta en unos versos cargados de una belleza, armonía y musicalidad sorpredentes y con innumerables metáforas e imágenes escalofriantes.

Partiendo de la propia experiencia de la traducción, se pasa, en la segunda parte del libro, a reflexionar sobre los problemas planteados por la traducción de textos medievales. Se consideran las particularidades del texto medieval y del francés antiguo, el tono arcaizante de la lengua de llegada, el problema de la transculturación y la traducción del verso.

 


MIGUEL IBÁÑEZ RODRÍGUEZ, nacido en 1962 en Badarán (La Rioja), es Licenciado en Filología Francesa por la Universidad de Zaragoza y Doctor por la Universidad de Valladolid. Amplió estudios en la Universidad de la Sorbonne (Paris IV) y en la Universidad y en el Centre d’Études Supérieures de Civilisation Médiévale de Poitiers (Francia).
Actualmente es Profesor Titular en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Valladolid. Imparte clases de traducción general y especializada francés-español y de lingüística aplicada a la traducción. Con anterioridad ha sido profesor de la Universidad de La Rioja y de la Universidad del País Vasco. Ha impartido clases y conferencias en las universidades francesas de Jean-Monet de Saint-Etienne y en la de Pau et Pays de l’Adour. Además, es profesor del Centro Asociado de la UNED de la Rioja e Invetigador Agregado del Insitituto de Estudios Riojanos.
Es autor de varios libros y numerosos artículos publicados en revistas científicas relativos a la literatura medieval francesa, a Gonzalo de Berceo, el teatro de Samuel Beckett, a los galicismos, a la traducción teatral, a la didáctica de la traducción y a la traducción especializada.
Ha participado en diversos Proyectos de Investigación y en la actualidad investiga en el campo de la traducción vitivinícola.



DESCARGAR EL ÍNDICE



 

 

PRESENTACIÓN
 
 
Las traducciones perdidas

Múltiples siglos antes de la Era Cristiana, ya hubo traductores e intérpretes expertos. Se sabe que en el remoto tiempo de Asuero, rey de Persas y Medos que reinó desde la India a Etiopía desde la gloriosa ciudad perdida de Susa, sobre ciento ventisiete provincias, tuvo aquél, en una infamada ocasión, necesidad de que sus secretarios hicieran llegar un edicto a los sátrapas del rey, a los gobernadores de todas las provincias y a los jefes de todos los pueblos, a cada provincia según su escritura y a cada pueblo según su lengua. Con tanto trabajo, se trataba de ordenar el exterminio de un pueblo, aunque no contaba Asuero con la benéfica intervención providencial de la Reina Ester. ¿Cuáles serían sus métodos, sus estrategias, sus teorías, sus técnicas, sus errores, su soldada, su número, su aprecio social? Nunca lo sabremos. Son traducciones perdidas. ¡Ojalá conserváramos ejemplos de aquellos documentos!, no sólo testimonio de su existencia cierta. Quizás nos sorprendería lo poco que han cambiado los tiempos, o más bien todo lo contrario. Aún mucho antes, José, visionario y Virrey de todo Egipto, no se dio a conocer de inmediato a sus hambrientos hermanos en su propia lengua, sino que les habló por medio de intérprete, nos vuelve a indicar el Libro. ¿Simultáneo o consecutivo? nunca lo sabremos: para nosotros son de nuevo las traducciones perdidas, transportadas, perdidas para siempre en el viento efímero de aquel día. Aquellas traducciones, que con tanta demora podríamos describir, analizar, disfrutar, están perdidas para siempre. Pero a los humanos, traductores y no traductores, sí que nos quedan todavía otros pasados no tan lejanos –medievales- en los que todavía podemos refugiarnos, aprender, beber lo esencial del progreso de los tiempos, sin el estorbo del ruido contemporáneo. Y una vuelta al pasado asentado, firme y seguro es lo que se nos propone con estos enigmáticos Versos de la muerte de Hélimand de Froidmont. Y con ellos, y con su autor, de halo y combinación sonora tan cautivadoras, nos adentramos en un tema que tanto nos abre una ventana a lo desconocido como nos permite poner en contraste lo pasado ya eterno y lo presente todavía por asentarse: la traducción de textos literarios medievales, ejemplificada en la combinación franco-española. No nos privemos nunca de estos tesoros, de estos privilegios, no sea que también se nos pierdan alguna vez. Gracias traductores.

JUAN MIGUEL ZARANDONA

 
 
 
  •  
    H E R M Ē N E U S
    Revista de Traducción e Interpretación

     
    V E R T E R E
    Monográficos de la Revista Hermēneus

     
    D I S B A B E L I A
    Colección Hermēneus de Traducciones Ignotas

  • Dirección

    Facultad de Traducción e Interpretación
    Campus Universitario "Duques de Soria"
    42004 Soria (España)

    Correo-e: hermeneus.trad@uva.es           zarandon@lia.uva.es

    Tel: + 34 975 129 174 / +34 975 129 100
    Fax: + 34 975 129 101